Las carmelitas descalzas en Tánger (Marruecos)

Las carmelitas descalzas en Tánger (Marruecos)

Con la ayuda de Dios, la presencia del Carmelo teresiano en Marruecos, visible en la comunidad de carmelitas descalzas de Tánger, continúa su andadura en aquellas tierras del Islam.

A lo largo del año 2016, marcado por el Jubileo de la Misericordia, han acogido diversas actividades promovidas por su Archidiócesis, pues la comunidad constituye un punto de referencia para todos los cristianos que peregrinan en Tánger.

Varios religiosos carmelitas, comenzando por el P. Provincial, Miguel Márquez, ocd, Ordinario de la comunidad, han acompañado a nuestras hermanas impartiéndoles cursos de formación o ejercicios y ellas han podido también estar presentes en encuentros federales o promovidos por el Centro de la Orden. Además de su vinculación a la Federación de Andalucía de Carmelitas descalzas, las hermanas de Tánger cultivan su relación con las Carmelitas de Tierra Santa y, aprovechando su presencia en Roma convocadas por el Papa Francisco, las hermanas María Inés Agnès, Coordinadora de la Asociación de Tierra Santa y Priora del Carmelo de Jerusalén, y de Maira, Priora del Carmelo de Haifa, pudieron visitar la comunidad de Tánger a principios de febrero.

Nuestras hermanas continúan con gran empeño su formación en las lenguas del país, ya que el uso del español es cada vez menos corriente entre los ciudadanos de Tánger. Así, han recibido diversas ayudas para mejorar sus conocimientos de francés y árabe.

La hermana Julia, de la comunidad de Pescara, ha finalizado su período de estancia en Tánger. Desde el diez de octubre forma parte de la misma la hermana Anastasia, procedente del Carmelo de Osiny, en Polonia. Se ha incorporado a la comunidad también en este año la hermana María Ana, del Carmelo de Campinas, en Brasil. La presencia de la familia teresiana en Marruecos se ve así enriquecida gracias a la generosidad de estas hermanas y de sus comunidades.

Recogemos aquí finalmente las palabras de nuestras hermanas en Tánger: “Damos gracias por todo lo recibido por nuestros bienhechores, gracias a los cuales hemos podido afrontar obras de restructuración, algunas muy urgentes, en casa. Gracias a ellos hemos también podido acondicionar una nueva pequeña capilla al interior, que ha sido bendecida el día 22 de diciembre por nuestro Sr. Arzobispo y titulada, por él mismo, la Tienda del encuentro.

«Creer que un ser que se llama El Amor habita en nosotros en todo instante del día y de la noche y que nos pide que vivamos en sociedad con El, he aquí, os lo confío, lo que ha hecho de mi vida un cielo anticipado». (Sta. Isabel de la Trinidad)

Que este encuentro perenne con Jesús que vive en nosotros nos ayude a ser siempre lugar de comunión y de encuentro”.