Reunión Provincial OCDS. Comisariado de Sicilia

sdr

En Monte Carmelo – Locomonaco en Sicilia, en la provincia de Siracusa, el Padre Agustí Borrell OCD, Vicario general, impartió una conferencia el 23 de septiembre de 2018 dirigida a la Orden Secular, con el título: “Las Bienaventuranzas: Santidad diaria a la luz de Gaudete et Exsultate”. Participaron las 15 comunidades OCDS del Comisariado de Sicilia y simpatizantes del Carmelo. El padre Agustì propuso una serie de reflexiones sobre la llamada universal a la santidad, que es el objeto de la exhortación del Papa Francisco “Gaudete et Exultate”. El Vicario general enfatizó la responsabilidad relacionada con el don de la santidad que Dios ofrece a cada cristiano: incorporarse con el bautismo en la dimensión de hijos de Dios, santos y personas amadas; ello significa asumir la responsabilidad de cuidar y aumentar la santidad recibida como regalo, viviendo el discipulado de Cristo, de una manera coherente y creativa. En este sentido, se recordó el papel específico del Carmelo, una escuela de santidad dentro de la Iglesia, y su gran contribución a ella con las numerosas y grandes figuras de santos que han florecido en la Orden. Las Bienaventuranzas, afirmó el Padre Vicario general, son una huella real para rastrear, en la vida de todos, los pasos de Cristo. Ellas son el modo de seguir a Jesús, una invitación a la felicidad, recordó el Padre Agustì en línea con el Papa Francisco en su exhortación. También destacó cómo el seguimiento de Cristo, ya está completamente perfilado por las mismas Constituciones de la OCDS, pues llaman a los seglares carmelitas a asumir el compromiso de hacer de las bienaventuranzas pauta en sus opciones de vida y en su propio camino de crecimiento espiritual. Finalmente, el Vicario recordó que los elementos fundadores de la vocación de los laicos carmelitas son también la oración, el servicio y la dimensión comunitaria que está arraigada en la caridad.

dig