Nuestras comunidades ante el COVID-19

Nuestras comunidades ante el COVID-19

La secretaría de información de la Curia General OCD ha tenido noticia de un gran número de iniciativas llevadas a cabo por religiosas y religiosos de la Orden para hacer frente a la crisis del COVID-19. También hemos constatado que algunas provincias y monasterios de religiosas están sufriendo directamente las consecuencias de la pandemia y, por desgracia, nos llegan notificaciones de algunos fallecimientos a causa de la enfermedad, así como otros problemas derivados de ella. No son pocas las personas y entidades que están ayudando a nuestros hermanos y hermanas, incluso económicamente, para que puedan soportar mejor este período y tampoco faltan ejemplos de solidaridad dentro de las diversas Circunscripciones o entre ellas.

Frente a la pandemia, muchas comunidades de hermanas en diversas partes del mundo se han prestado a colaborar realizando mascarillas o trajes de protección para los sanitarios que trabajan en los hospitales y residencias de ancianos, así como para los mismos pacientes.

Por otra parte, son incontables las iniciativas pastorales desarrolladas en las Provincias de frailes y también por algunos monasterios, aprovechando los medios de comunicación, particularmente las redes sociales.

Junto a todo ello, nuestros hermanos y hermanas no olvidan el modo mejor de cumplir su misión de servir a la Iglesia y a la humanidad: abrazar en la oración y la vida fraterna el sufrimiento de todos, cercanos y lejanos, la incertidumbre que angustia a todos; tratar de ayudar a todos a descubrir la Luz que alumbra en medio de esta oscuridad; compartir la esperanza que alivia al sumergirse en el misterio de la comunión con Dios.