El P. Jean-Raoul Kiyangi, Carmelita congoleño, Provincial de Alemania El hecho y el significado

El P. Jean-Raoul Kiyangi, Carmelita congoleño, Provincial de Alemania El hecho y el significado

En el Capítulo trienal de la Semiprovincia de la Exaltación de la Santa Cruz de Alemania, el 2 de junio ha sido elegido Provincial el P. Jean-Raoul Kiyangi, profeso del actual Comisariato de la República Democrática del Congo, extenso país en el África subsahariana.

El P. Jean-Raoul nació el año 1970 en Lusanga, región de Kikwit. El 15 de agosto de 1994 emitió la profesión religiosa en el noviciado de Kananga, siendo ordenado sacerdote en el año 2002. El Carmelo masculino se estableció en el Congo, cuando era una colonia belga, el año 1958. Los pioneros provenían de la Provincia de Flandes. Se establecieron en la capital del Kasay Occidental, en Luluabourg, hoy Kananga. En 1969 fueron reemplazados por los frailes de la Provincia Romana. En 1966 llegaron también los Padres de la Provincia de Castilla a la región montañosa del Kivu. Los dos primeros Carmelitas congoleños (entonces Zaire) hicieron la profesión en 1982. En 1988 se constituyó la Delegación General del Congo, que en 2020 se ha convertido en Comisariato General. Hoy el Congo es la demarcación carmelitana de África y Madagascar más numerosa con un centenar de miembros. Todos los religiosos son nativos.

El neoelecto P. Provincial llegó a Alemania en 2004 para el doctorado en teología. Lo culminó el año 2010 en la Universidad de Würzburg con una tesis sobre la violencia juvenil. Después ha sido consejero provincial (2011), vicario provincial y prior de Munich (2017). Por, fin, el pasado 2 de junio ha sido elegido Provincial en el Capítulo reunido en Würzburg.

Al hecho escueto, responsable y democrático, se añade el significado. El P. Jean-Raoul se convierte en el primer Carmelita no europeo al frente de una Provincia de la Orden en Europa. Para romper nuestro etnocentrismo atávico el Carmelo había comenzado su camino lento. En 1955 se eligió al primer Definidor General extraeuropeo en la persona del P. Thomas del Santísimo Sacramento, de la Provincia de Washington. En 1991 tuvimos al primer Superior General no europeo en la persona del mexicano P. Camilo Macisse. Poco a poco en la época de la globalización hemos ido aceptando la universalidad del Carmelo.

La elección de un Padre congoleño como Provincial de Alemania rompe con más fuerza nuestros clichés y estereotipos reduccionistas, que sin ningún fundamento han podido permanecer inconscientemente latentes en nuestras mentes. La Orden pertenece a todos sus miembros, y todos sus miembros pertenecen a ella con igualdad de derechos, de servicios, de responsabilidades. En una familia religiosa no hay prerrogativas ni privilegios para las personas, para los países, para los continentes.

La elección del P. Jean-Raoul nos muestra con mayor evidencia nuestro “estilo de hermandad” teresiano, sin considerar como extranjero a ningún hermano en la Orden. Por su parte, todo religioso tiene que esforzarse por la mejor inserción y adaptación en la realidad de la Provincia que lo acoge. Esto es inculturación en acto.

En resumen, en el futuro de la Orden se recordará este hecho, que en modo alguno entorpece la vida de nuestra familia religiosa. Más bien, la enriquece con su simbiosis significativa. Es un signo de madurez y un fruto del esfuerzo misionero del Carmelo. Sólo cuentan los valores de la persona; nunca los prejuicios ni las prerrogativas. Abierta a los signos de los tiempos, atenta a las nuevas mociones del Espíritu, la Vida Consagrada hace bien en ignorar hegemonías y monopolios infundados.

(P. Dámaso Zuazua, ocd).