Benziger, Obispo de Quilon (1901-1931) y Arzobispo titular de Antinoe

Nació Adelrich Benziger el 31 de enero de 1864, cuarto hijo del Sr. Johannes Adelrich Benziger y Anna Maria Koch Von Boswayl, en Einsiedeln, Suiza. Cuando era joven, recibió la educación primaria en la abadía de los padres benedictinos en Einsiedeln. A los catorce años Adelrich fue enviado al colegio empresarial más prestigioso de Fráncfort, Alemania: el Kaufmanishe Meistershule en 1878 para recibir un aprendizaje técnico en el campo empresarial para luego poder involucrarse en el negocio familiar. Estudió también varios idiomas, música, etc. en el Instituto Saint Louis a Bruselas. y también en el Colegio de San Gregorio, Londres, Inglaterra. Luego, estudió filosofía y teología en la Universidad de Eichstat en Alemania.

Mientras estudiaba en Bélgica, Adelrich tuvo la oportunidad de conocer a los carmelitas descalzos y después de sus estudios en Eichstat, se incorporó a la Orden en la Provincia de Flandes, el 18 de mayo de 1884. Ingresó en el noviciado el 26 de mayo del mismo año, profesó sus votos temporales el 28 de Mayo de 1885 e hizo la profesión solemne el 22 de mayo de 1888. Fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1888 en la Catedral de Gante. Por su anhelo ardiente de hacerse misionero, dejó el convento carmelita de Gante el 28 de agosto de 1890 y llegó a la India el 9 de octubre de 1890. En la India, se le encomenró enseñar en el seminario de Puthenpally en Malabar, del que fue nombrado además director espiritual.

Cuando el Delegado Apostólico de las Indias Orientales, Msgr. Ladislaus Zaleski, visitó el seminario de Puthenpally en el año 1892, decidió nombrar a Benziger secretario personal, concretamente el 16 de julio de ese año. Adelrich desempeñó dicho oficio hasta su nominación en 1900 como obispo coadjutor de Quilon. Tomó como lema “per crucem” para mostrar su amor a la Cruz a ejemplo de san Juan de la Cruz. Cuando murió Msgr. Ferdinand Ossi en 1905, se encargó Msgr. Benziger de la diócesis. Era el 14 de septiembre de 1905, fiesta de la Exaltación de la Cruz. Gobernó la diócesis de Quilon durante 31 años, cinco como obispo auxiliar y 26 como obispo. Cuando celebró las bodas de plata de su consagración episcopal en 1925, la santa Sede le confirió los títulos de Asistente al Trono Pontifical, Prelado Doméstico y Conde Romano por su servicio meritorio como obispo de Quilon. Se jubiló de su cargo el 10 de agosto de 1931 y en el mismo año se le hizo Arzobispo Titular de Quilon por sus múltiples contribuciones. Luego, se retiró al convento de Carmel Hill, Trivandrum, donde la Provincia de Flandes había iniciado el noviciado. Murió Benziger el 17 de agosto 1942 a las cinco de la mañana.

Benzinger esencial en la aceptación de vocaciones locales al Carmelo teresiano masculino en India, lo que solicitó a los superiores de la Orden en varias ocasiones a partir de 1892, aunque el primer paso se realizó solo en 1900. Condenó la actitud negativa de gran parte de los carmelitas hacia los indios, que eran admitidos sin dificultad por otras órdenes y congregaciones como sacerdotes y hermanos en buen número. Visitaba los conventos muy a menudo para dinamizar el ingreso de candidatos locales. Más tarde, ya jubilado en el convento de Carmel Hill procuraba acompañar con su ejemplo a todos los hermanos de comunidad, comportándose como uno más, sin aceptar exención alguna por parte del Superior de la casa.

Como obispo, alcanzó rápidos progresos en la diócesis, tanto que la gente se le llamó ‘ el arquitecto de la moderna diócesis de Quilon’. Las estadísticas hablan por sí mismas: en 1900, el número de católicos en el diócesis de Quilon era de 87.000, pero en 1930 habían aumentado a 226.665; de hecho, algunos años se producían más de 10.000 conversiones. Durante muchos años, Quilon destacó como la primera diócesis de la India en cuanto al número de conversiones. En 1900, había 167 iglesias, mientras que en 1930 el número era de 283 iglesias y 52 capillas. Dio importancia al clero indígena y fundó el seminario menor en 1904 en Quilon reformando además el seminario mayor existente y enriqueciéndolo con nuevas instalaciones. El año 1900, sólo había 32 sacerdotes diocesanos idígenas, pero en 1930 llegaron a 86, más 78 seminaristas en formación. Aumentó el número de Colegios de 93 a 227 con dos centros de formación para profesores. Introdujo a hermanas de congregaciones diferentes destinadas a trabajar en los colegios, hospitales, orfanatos y otros instituciones de la diócesis, por lo cual aumentaron de 23 en 1900 a 264 en 1930. Realizó visitas pastorales frecuentes para animar a las parroquias, estableció la Orden Seglar del  Carmelo Descalzo, publicó varias cartas apostólicas para fomentar la devoción al Sagrado Corazón, a la Virgen María y varios santos. Además, trabajó para la reunificación con los jacobitas y sus sacerdotes a partir del año 1914. Colaboró con Mar Ivanios en este movimiento, que culminó cuando una facción de la Iglesia jacobita se reunificó con la Iglesia Católica bajo el gobierno pastoral de Mar Ivanios y Mar Teofilos en 1930, naciendo así la Iglesia Oriental Siro-Malankara.

Muchos consideraron a Benziger como un santo aún en vida, debido a su existencia de estilo sencillo, a su espíritu trabajador, su vida orante y de penitencia, de modo que, incluso el rey de Travancore le llamó el “santo de mi reino”. Aunque se le ofreció dinero para comprar un coche, lo gastó en la construcción de iglesias. Siempre viajaba en transporte público: tren, autobús, barco e incluso en carretas de bueyes. Trabajaba largas horas, comía poco y dormía en el suelo. Durante su vida, se le atribuyeron a algunos milagros, como calmar la mar, detener un incendio y curar algunos, etc. El 17 de agosto de 2018, se inició el proceso diocesano para su beatificación con la declaración formal del arzobispo de Trivandrum, si bien el tribunal para el mismo se constituirá después de recibido el “nulla osta” de Roma.