Ana de Jesús: virtudes heroicas

Ana de Jesús: virtudes heroicas

El 28 de noviembre de 2019, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia a Su Eminencia Reverendísima el cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Durante la audiencia, el Sumo Pontífice autorizó a dicha Congregación a promulgar los decretos pertinentes, entre los cuales se encontraba el de la aprobación de las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Ana de Jesús de Lobera (nacida: Ana), monja profesa de la Orden de las Carmelitas Descalzos; nacida el 25 de noviembre de 1545 en Medina del Campo.

Discípula entre las predilectas de santa Teresa de Jesús, Ana fue la heredera de las relaciones entre santa Teresa y san Juan de la Cruz a la muerte de la fundadora (a ella dedicó el Santo el “Cántico Espiritual”. Intervino en la fundación de los conventos de Granada, Madrid, Segovia y Málaga, y abandonó la Península en 1603 para proseguir su labor fundacional en París, Lovaina, Mons, Amberes y Bruselas. Entre sus escritos cabe mencionar una copiosa colección de cartas y el documento Declaración de la madre Ana de Jesús en las informaciones de Salamanca sobre la vida de santa Teresa de Jesús.